Criterios básicos para la construcción industrial
construir naves industriales

Criterios básicos para la construcción industrial

hace 2 año 0 0 1196

Resulta evidente pensar que uno de los aspectos fundamentales durante la construcción industrial será siempre cumplir con los plazos previamente establecidos, del mismo modo que ocurre con otro tipo de promociones. Pero lo cierto es que para llegar a este punto habrá que reparar en otras cuestiones esenciales, como es el caso de la optimización de las etapas previas al diseño de la edificación mediante una correcta planificación de la obra a ejecutar. Sólo de este modo, conseguiremos crear un plan de trabajo adecuado que se ajuste a la realidad y que resulte asequible para la ejecución de la obra, reduciendo al mínimo las probabilidades de incumplimiento de plazos de entrega que normalmente vendrán acusadas por circunstancias ajenas a la propia voluntad del constructor como por ejemplo las inclemencias del tiempo. Aún en estos casos de largas temporadas de nieve o lluvia, el constructor  deberá haberlo previsto y actuar de manera diligente con el objeto de no incumplir los plazos de entrega. Esto solamente tendrá éxito mediante una planificación minuciosamente estudiada de manera previa al comienzo de los trabajos.

A la hora de diseñar una nave para uso industrial o logístico, se deberá atender a diferentes aspectos fundamentales: las dimensiones del edificio, la accesibilidad de la zona, la cercanía con infraestructuras (carreteras, puertos y aeropuertos) o accesibilidad al transporte público y medios de comunicación para el traslado de los propios empleados. Estas son cuestiones básicas que hay que afrontar para ejecutar un proyecto de esta envergadura. La primera cuestión que deberemos resolver antes de ponernos manos a la obra será definir concretamente el uso que se va a hacer de cada edificación que deseemos ejecutar.

Desde Area Industrial and Logistics queremos destacar que las tendencias actuales para este tipo de construcciones corresponden a espacios de gran tamaño. Las necesidades contemporáneas exigen grandes espacios en zonas especialmente pensadas para este tipo de construcciones y con servicios de calidad y accesibilidad. Uno de los aspectos más importantes, hoy en día, a la hora de acometer una obra de un edificio destinado a almacenamiento y logística será estudiar minuciosamente la carga de fuego de la superficie de almacenamiento conforme al Código Técnico de la Edificación, teniendo en cuenta parámetros principales como el material a almacenar y altura a la que se va a almacenar, con el objeto de determinar exactamente unas condiciones mínimas de seguridad ante posibles incendios, así como el sistema contraincendios a instalar en el edificio. Un requisito que será mucho más riguroso cuando el edificio vaya a alojar mercancías peligrosas o especialmente inflamables.

El aislamiento y el sistema de climatización del edificio también debe planificarse de forma meticulosa, pudiendo variar en función de la actividad que se vaya a desempeñar en el interior de las instalaciones. Si hablamos de un espacio de oficinas, buscaremos siempre conseguir el mayor grado de confort interior posible, instalando un sistema de climatización que permita combatir el frío en invierno y el calor en verano. En este sentido también ostentará un papel muy relevante la partida de aislamiento ejecutada en el edificio. Asimismo, en algunos casos nos encontraremos ante el reto añadido de edificar naves frigoríficas que deban contar con una temperatura específica en su interior para mantener la mercancíacomo es el caso de alimentos frescos/congelados o medicamentos, los cuales necesiten almacenarse bajo una temperatura controlada y mantener la cadena de frío, como ya hablamos en algún post anterior.

La ventilación natural de la construcción es otro de los requisitos que están ganando protagonismo al considerarse un aspecto fundamental en la eficiencia de la construcción; en algunos casos muy específicos habrá que diseñar sistemas para la extracción de olores y gases. Además, la estanqueidad de la edificación es muy relevante para controlar el grado de humedad interior, evitando filtraciones de agua y otros problemas. Finalmente, la implementación de un sistema de alumbrado eficiente mediante las luminarias LED o la instalación de lucernarios en la cubierta del edificio entorno a un 10-15% de la superficie con el objeto de trabajar el mayor tiempo posible con luz natural supondrá una mayor calidad en el trabajo e indudablemente un mayor ahorro energético, reduciendo así las emisiones de CO2 de forma considerable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*