Villar Mir encuentra financiación y reactiva la torre de Castellana

Villar Mir encuentra financiación y reactiva la torre de Castellana

hace 3 año 0 0 1304

El grupo cierra un acuerdo con el fondo suizo Corestate para desarrollar conjuntamente el solar junto al complejo de las Cuatro Torres de Madrid ante los problemas de abordar él solo la financiación.
Grupo Villar Mir ha decidido buscar un socio para reactivar la construcción de un nuevo edificio en el complejo de las Cuatro Torres de Madrid, que tenía aparcado por las necesidades de liquidez surgidas en su participada OHL. El empresario, máximo accionista de la constructora con el 59,8% del capital, lleva semanas trabajando en la forma de obtener algo más de 500 millones que debe inyectar en la ampliación de capital de OHL para no ver diluida su participación. La operación, necesaria para sanear la constructora, ha llevado a Villar Mir a vender parte del capital que tenía en las cotizadas Colonial y Abertis. Con todos los recursos centrados en OHL, Villar Mir ha optado por compartir el proyecto de la Castellana con el fondo suizo Corestate Capital. A principios de año, el grupo cerró con esta firma un acuerdo, a través de sus filiales OHL e Inmobiliaria Espacio, para desarrollar conjuntamente una plataforma de inversión inmobiliaria llamada Iberian Corestate Capital. Ahora, la nueva sociedad será la encargada de gestionar el proyecto de ejecución y explotación de una “torre multiusos. Para ello, contará con un volumen de inversión de 240 millones. Adjudicación A finales del pasado año, el Ayuntamiento de Madrid convocó un concurso para adjudicar los terrenos donde inicialmente se iba a construir el Centro Internacional de Convenciones. El Consistorio cedía los derechos de uso del suelo durante 75 años a cambio de un canon anual, cuya oferta mínima era de 1,935 millones de euros. A la puja se presentaron cuatro ofertas, de las que dos fueron admitidas a licitación, entre ellas una de Ferrovial con la inmobiliaria Hispania. Finalmente, Villar Mir resultó adjudicatario, a través de la sociedad Icono Torre Vida, al comprometerse a pagar casi el doble (4 millones al año) por la cesión del terreno. En total, el grupo pagará 300 millones de euros al Ayuntamiento. El solar cuenta con 33.325 metros cuadrados de superficie y 70.000 de edificabilidad. De este espacio, el nuevo adjudicatario que destinar 53.000 metros cuadrados a uso dotacional (es decir, que el inmueble que se construya ofrezca algún servicio público). Los otros 16.5000 metros restantes podían tener uso comercial, a los que se sumarían otros 33.647 metros de zonas verdes. La propuesta de Villar Mir incluía levantar un rascacielos, de la misma altura que sus homólogos del complejo (los más altos cuentan con 250 metros) además de una zona comercial, junto a unos espacios verdes que unirían el nuevo complejo con el paseo de la Castellana. Este espacio se destinaría a un centro sanitario y una zona con ocio o comercial de pequeña y mediana superficie. “También incorpora diferentes superficies destinadas a usos compatibles, tales como dependencias de sociedades científicas, área de docencia, área del niño, centro de salud y bienestar, consultas de homeopatía, alimentación y restaurantes”, explicaba el Ayuntamiento tras anunciar la adjudicación. Por ello, Villar Mir comenzó a negociar con varios grupos hospitalarios la posibilidad de instalarse en el edificio. Las negociaciones acabaron con un preacuerdo con la compañía estadounidense Monte Sinaí para abrir en la futura torre una delegación española de su centro médico de Nueva York. Sin embargo, la estructura del inmueble no ha convencido al grupo estadounidense, que prefiere la opción de alquilar un edificio de menos altura, más práctico para un hospital y con un alquiler más asequible. Hospital o universidad Ahora, el grupo estudia otras opciones, como cerrar un acuerdo con un inquilino del ámbito académico, como una escuela de negocios o una universidad privada, o cambiar la estructura del inmueble para hacerlo más adecuado para una firma hospitalaria. La inmobiliaria Espacio es propietaria además de otro edificio en el complejo de las Cuatro Torres, donde también tienen inmuebles Mutua Madrileña, Bankia y Testa. El edificio de Villar Mir, denominado Torre Espacio, cuenta con 236 metros de altura y más de 60.000 metros cuadrados de oficinas, ocupados en un 85% por inquilinos como el propio conglomerado empresarial de Villar Mir, así como las embajadas británica, de Holanda, Canadá y Australia. Para su construcción, Villar Mir invirtió 400 millones, incluyendo 187 millones de la compra del suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*